viernes, 2 de enero de 2015

El ataque a Sony fue una venganza

La teoría del FBI sobre el ataque informático a las bases de datos de Sony, atribuido de forma oficial al régimen norcoreano de Kim Jong quedó desmontada. La firma de seguridad Norse ha presentado un informe que según sus fuentes, la intrusión fue obra de seis individuos, incluyendo a dos personas de Estados Unidos, una de Canadá, un tailandés y una de Singapur.

En concreto, lo califican de trabajo realizado desde adentro, asegurando que al menos uno de los que participó en el ataque, es una ex empleada de Sony con ganas de venganza. Se trata de una experta en cuestiones tecnológicas que fue despedida como parte de un expediente de regulación de empleo en mayo y que había trabajado para el estudio durante una década.


No hay comentarios: